El planeamiento estratégico tiene como fin el análisis, puesta en marcha y control de todas las acciones que conducen a la empresa desde la posición actual a la futura deseada. A este proceso se lo denomina planeamiento estratégico y si bien debe reflejar la misión, visión y los valores de la compañía, también debe ser dinámico para poder adaptarse a las situaciones cambiantes de los mercados.

A partir del mismo, se define cuál será el mercado meta, los objetivos anuales, el plan de acción, el tablero de comando y los recursos humanos, financieros, técnicos y comerciales necesarios para alcanzar los objetivos estratégicos.